Tema/técnica del taller: 

Los niveles lógicos o neurológicos surgen como modelo de la existencia de diferentes grados o niveles de procesos de aprendizaje, comunicación y cambio, que influyen en las acciones e interacciones de un individuo o grupo. En estos niveles, la información se clasifica siguiendo unas jerarquías naturales.

De menor a mayor, los niveles son los siguientes:
1. Entorno: ¿Dónde, cuándo y con quién pones en práctica tus comportamientos?
2. Comportamiento: ¿Qué/Cuáles son tus comportamientos?
3. Capacidades: ¿Cómo haces las cosas que haces? ¿cuáles son tus capacidades?
4. Creencias y Valores: ¿Por qué haces las cosas que haces? ¿Qué es lo importante de esto? Recogiendo la parte emocional de la experiencia.
5. Identidad: ¿Quién estas siendo en relación a esta experiencia?
6. Transpersonal: ¿A quién/qué más sirves como persona? ¿Cuál es tu propósito?

Estos niveles responden a estas pautas:
• La función de cada nivel consiste en organizar la información del nivel inmediatamente inferior.
• Las reglas que rigen los cambios son distintas para cada uno de los niveles.
• Un cambio en un nivel superior afectará, casi con seguridad, los niveles inferiores.
• Un cambio en un nivel inferior no tiene por qué afectar los niveles superiores.
Este modelo de niveles de organización de la experiencia humana nos facilita de forma poderosa la gestión del cambio personal. Ya que éste se organiza por niveles de forma que cuanto más ascendamos en ellos, más profundo será el cambio. Y cuanto más alineado éste se encuentre con respecto a los niveles lógicos, más duradero será.

La técnica de alineación de niveles lógicos para el cambio, en resumen, se basa en recorrer todos los niveles lógicos ante una situación determinada, explorando, puliendo y afianzando cada uno de ellos para que estén todos alineados entre sí y con el objetivo.

  • Aplicaciones:
    El marco y la estructura de los niveles lógicos se puede aplicar a:
    • Detectar barreras y límites: detectar el “virus” y desactivarlo.
    • Potenciar un recurso positivo: dotándole de conexión con el resto de niveles para potenciarlo.
    • Modelado de excelencia: detectando su alineación de niveles lógicos.
    • Alinear un sistema: para conseguir mas cohesión.
    • Lograr un objetivo: alcanzando un cambio al estado deseado. Esta técnica esta orientada tanto a personas que deseen alcanzar un objetivo concreto como para equipos de trabajo en organizaciones que se hayan planteado un plan de futuro a corto, medio y largo plazo.

Se puede emplear en contextos como:

  • Ámbito de impartición de formaciones de PNL:
    • Introducción grupal a la PNL.
    • Completar una cadena de intervenciones de PNL, ya que refuerza e integra los aprendizajes que cubren toda la gama de niveles de experiencia.
    • Al final de una formación de Practitioner o de Master Practitioner a modo de integración final.
  • Contexto de coaching tanto personal como profesional:
    • Liderazgo creativo
    • Objetivos de venta
    • Ámbito académico, alumnos y profesores.