Go to Top
  • No hay productos en el carrito.

Metáforas por Nuria Rubira

Continúa la Leyenda diciendo…
Existió una vez un Ser cuya gran sabiduría y compasión le habían llevado a encontrar las llaves que abrieran las puertas del camino secreto.
Un día llegó a la gruta de Thor aquel a quien llamaba el Señor de la muerte.
Thor al verle lo miró furioso y le dijo:
¿Por qué estas en mi gruta?
¿No sabes que no hay ser que pueda cruzar la puerta sin mi permiso?
¿Cómo has llegado hasta aquí?
¿Que buscas?
No he seguido ningún camino…, le contestó
No busco nada, añadió
Todo está tan cerca que no nos damos cuenta, le dijo mirándole a los ojos.
Siempre he estado aquí, como Ahora.
Thor, al escucharle se postró ante él, y comprendió que había llegado su momento. Se levantó y entregándole la última llave le dijo:
Cuentan las escrituras que aquel Ser capaz de mirarme al rostro frente a frente sin morir, será digno de entrar en el Paraíso.
Toma la llave, le dijo desapareciendo en el silencio de su poder.
Desde entonces le llaman el
“Guardián del Universo.”
Me ha gustado mucho abuelo, ¿Y ahora qué hace el Guardián?
Dicen que cuando Thor le entregó la última llave, el Guardián, movido por su gran compasión, decidió no cruzar la puerta del Paraíso, hasta que todos los seres sin excepción pudieran comprender la vacuidad y llegar hasta allí.
Con esta intención construyo un reino entre el Cielo y la Tierra al que llamó Antífona.
Así fue como tras miles y miles de años fueron llegando gentes que habían alcanzado la sabiduría escuchando la voz del silencio.
A todos y a cada uno de ellos se les ofrece la opción de quedarse como guerrero o entrar en el Paraíso.
Desde Antífona maestros eruditos en distintos dones guían en sus pasos al caminante…
Pero no pienses que su compasión es cálida, en ocasiones se convierten en guerreros para poder despertar a un corazón herido o a un alma olvidada.
Te contaré una historia…
Cuando yo era joven… en algún momento mi corazón se rompió y mi alma decidió abandonarme, no me daba cuenta y vivía un mundo que había construido a mi imagen y semejanza, cómo un dios que se crea a si mismo.
Hasta que un día por la noche se apareció entre mis sueños un ser vestido con armadura dorada que dijo venir de un lugar llamado Antífona, mirándome muy serio, con voz profunda pero con una mirada que penetraba toda mi existencia me dijo…

No se en que momento de tu vida perdiste el alma en el camino.
Desconozco la razón del porque tu corazón se olvido de vivir.
Te has negado a ti mismo y tu espíritu te ha abandonado.
Vives la vida desde tu mente, confundiendo pensamiento y sentimiento,
amando todo aquello que alimente tus sueños y negando todo lo que pueda destruir tu falsa realidad.
Dicen que el peor peligro de un pensador es soñar su vida por miedo a vivirla y tú has caído en la trampa del buscador.
Tu apariencia engaña, tu máscara es sutil, sólo tus ojos tristes y sin brillo pueden mostrar a un ser que se ha perdido en el camino.
Sin embargo no es todo una Quimera.
Tu amorosa calidez y entusiasmo por los retos difíciles no es solo una forma de reafirmar tu ego, sino un sutil reflejo de lo que en realidad eres.
Dormido en las estrellas, vives de sueño en sueño por miedo a despertar y rendirte a la vida, así el gran conquistador de causas perdidas se convierte en su propio personaje.
¿Cómo crees que se puede ayudar a un hombre sin alma?
Cuando estás sólo estás triste… lloras ya sin lágrimas
¿Por qué buscas fuera lo que está dentro de ti?
Eres un Guerrero ¡ Lucha ¡
Eres un Caminante ¡Camina ¡
Eres un Buscador ¡ Encuéntrate !
No Sueñes Tu Vida, atrévete a vivirla y deja que te sorprenda
¿Experiencias de oscuridad…. Te asusta la soledad de la noche ?
En esa ausencia de luz lograrás recuperar tu espíritu.
¡Rómpete en mil pedazos!
¡ Muere en ti !
Experimenta tu debilidad, tu fortaleza, tu belleza tu fealdad, tu sabiduría y tu ignorancia… Pregúntate siempre…
¿ Por qué ?
y en la inseguridad encontrarás la seguridad y en la ignorancia el conocimiento.
Comienza de nuevo a meditar sobre tu vida, sobre como reaccionas en determinadas situaciones.
Conviértete en tu propio observador .
Vigila como aparecen distintas emociones en diversas circunstancias y como determinadas personas te afectaban o te son indiferentes.
Comienza a preguntarte
¿Por qué? y el Por qué del porqué….
Quizás estés amando lo que no amas y negando lo que quisieras
Cuando desees algo intenta preguntarte la verdadera razón y cuando rechaces algo con la misma intensidad piensa…
¿ Cuál es el verdadero motivo? .
El miedo a vivir nos lleva a confundir pensamientos, deseos, miedos , emociones y sentimientos…
Atrévete a Dudar
Quizás si dejas de pensar en ti y piensas en lo quieren los demás… ,
Quizás si dejas de pensar en ti y te paras a sentir lo que sienten los demás…,
Quizás así, sólo quizás , entrarás de nuevo en el camino…, de camino a encontrar la pregunta que te llevara a la respuesta….
¿ A quién buscas ?
Aquel día al levantarme, sentí como mis ojos habían recuperado un brillo especial, mí corazón latía fuerte en mi pecho y sentía mi alma en mi cuerpo con una dolorosa sensación dulce amarga que me enseñaba el sabor de la vida invitándome a vivirla.
Pasaron los años y tras muchos sin sabores y tropiezos encontré la felicidad donde no la buscaba, el amor donde lo evitaba y el sueño en la magia de la existencia.
Todavía alguna noche el guerrero se aparece en mis sueños, sonriente y me dice…
¡ Sigue caminando, caminante!.
Te espero en Antífona.
“EL CAMINO ES LARGO, EL TEIMPO APREMIA, MÁS NO HAY OTRA FORMA DE ANDAR SINO DESPACIO”
NURIA RUBIRA GORRITZ
DIARIO DE ANTIFONA
EL PODER DE LA ILUSION
A todos aquellos amigos que me han regalado su cariño y amistad con ilusión
Nuria Rubira
En uno de los pergaminos que el Maestro guardaba en Antífona, había un relato que contaba como el gran poder de la ilusión era indispensable para llegar a Antífona.
A todos aquellos seres que por su gran corazón estaban cerca de las puertas del paraíso secreto se les hacía llegar el pergamino a través del valor de la amistad y la ilusión, para que recordaran que debían proteger la ilusión como su talismán más preciado.
Así cuenta la historia…
Erase una vez, un niño nacido con el don de los sueños.
Cada noche al acostarse miraba a la gran montaña llamada “Ilusión “
Cuentan que en Ilusión existe un pueblo al que llaman Antífona, oculto en su cumbre, donde la armonía y el amor inundan de eterna felicidad a quien se acerca.
Dicen, que sus habitantes no conocen el orgullo ni el rencor, tampoco conocen de odio ni celos, viven en una armonía serena que invade el alma en una mente apacible.
Desde allí observan los universos de todos los tiempos y cantan llamando al viajero. Sus ojos brillan como una luna reflejada en el agua tranquila y sus corazones mandan rayos de luz multicolor a través de los sueños…
Pero en cada ocasión que él intentaba subir a la montaña,
se despertaba sin haber llegado a “Ilusión”
El niño se hizo hombre… y una oscura noche de invierno cansado y triste de que su “don “no le llevara nunca a “Ilusión”, decidió poner candado a su alma tirando la llave al mar de la indiferencia. No tenía nada que temer, todo estaría controlado mientras su corazón estuviera blindado y su espíritu bien resguardado de los sueños.
Pero un día el guardián de la noche entró con su magia le susurro…
“Cuentan que en “Ilusión“existe un pueblo oculto en sus caminos, donde la armonía y el amor inundan de eterna felicidad a quien se acerca… En la cima más alta de la montaña existe un valle mágico donde tiempo y espacio dejan de existir, al subir por la montaña, justo antes de llegar al valle, encontrarás tres cimas y en cada una de ellas un miedo que deberás superar.
En la primera cima te encontrarás a la ira, los celos y la arrogancia…, en la segunda saldrá a tu encuentro el deseo y el apego… y en la tercera… la ignorancia.
Con una mente osada que no tema a su propio miedo y con un humilde corazón, podrás viajar desde la arrogancia al orgullo divino, desde el deseo hasta la compasión y desde la ignorancia a la sabiduría.
Pero hay algo más que debes saber, los sueños deben ser compartidos, solo así podrás llegar a “Ilusión”, de la mano de un igual, así llegarás a la cumbre.
¿De un igual? le pregunto al guardián
Sí, alguien igual que tu y a la vez opuesto a ti
Cuerpo con cuerpo, mente con mente, espíritu con espíritu…
Bailando en el filo de una navaja hacia el vacío de la existencia
¿Como se baila en un filo?
Dando un salto al vació le contestó.
¿Sí, pero….como encontrar un Igual?, le preguntó al Guardián de los sueños
Compartiendo tus sueños más profundos a través del valor de la amistad
A través del amor
A través de la imaginación
A través de la osadía
A través del la libertad
A través de la nobleza
A través de la confianza
A través de la compasión
A través del temor
A través de la humildad
A través del deseo
A través del erotismo
A través del cuerpo
A través de la mente
A través del espíritu
A través del equilibrio …
AL TRAVES
Entonces… Él pensó…., y pensó preguntándose así mismo
Hasta llegar a la tranquilizadora conclusión:
¡ Es imposible ¡
No existe ser capaz de compartir mis sueños y encontrar la llave de mi alma en el mar de la indiferencia ¡
¿Imposible? Se preguntó a si mismo invadido en la duda
Y así fue como la duda rompió el
blindaje de su corazón y permitió que el temor de no controlar lo incontrolable y el deseo de encontrar un igual se apoderara de él.
Fue entonces cuando temor y deseo fundidos en uno se convirtieron en Sueño y así fue como él recuperó su “don “permitiendo que la vida le comenzara a regalar el éxtasis de su misterio.
Desde entonces intenta tener la osadía de vivir minuto a minuto permitiéndose soñar que quizás exista alguien capaz de encontrar la llave de su alma en el mar de la indiferencia y llevarlo a “Ilusión”
Pasado y Futuro no existen sino en la falsa ilusión de querer inmortalizar lo impermanente o vivir lo inexistente.
Ilusión solo está en los sueños, pero viviendo simplemente el momento sin perder la ilusión…La vida nos sorprenderá con ILUSION.

Deja un comentario