Go to Top
  • No hay productos en el carrito.

¿Arte Coach o Hazte Coach? por Teresa Arranz

El artesano fragua a fuego lento, poco a poco, la fruta madura en silencio, como el buen vino viejo…

Citando a Loquillo, poeta urbano donde los haya, nuestra vida corre veloz como un Cadillac sin frenos. Por ello lo “express” está de moda: café express, viajes express y como no, parece que también la formación express ha entrado fuerte en el mercado. Nuestra centralita está repleta de solicitudes tipo: “Si, mire, necesito un curso lo más corto posible para poder co- menzar a Ser Coach Express cuanto antes. De hecho, si pudiera ser por telepatía estaría mucho mejor, o si lo imparten tipo película “Matrix” y me pueden implantar un chip subcutáneo con toda la información pago lo que sea…”

Llegados a este punto (algo exagerado en la parodia pero no del todo irreal) creemos que es el momento de reivindicar el arte de cualquier oficio fraguado con mimo en el tiem- po, el sabor insustituible de las cosas amasadas a fuego lento y con amor, la sabiduría que habita en los tiempos de diges- tión en silencio, los frutos que anidan en semillas aguardan- do a oscuras su tiempo de inevitable maduración…

Empieza el otoño y empiezan los cursos. Es una alegría que haya tantas posibilidades y tanta calidad. Sin embargo, puede ser importante enraizarnos un poco y reflexionar, por un instante, Cómo y desde dónde elegimos y comenzamos.

Comenzar cualquier formación con las miras puestas en su pronta finalización y en la obtención de inmediatos re- sultados lo-más-perfectos-y-eficaces-posibles-ya, es a nues- tro juicio, una habitual deformación actual y una seria limi- tación en los resultados a largo plazo. No creemos que esta dirección genere Arte. Tampoco creemos que en principio la desee nadie, simplemente se da; estamos tan enfocados en los resultados inmediatos y en acumular información que podemos alejarnos de disfrutar del proceso y de crecer viviéndolo. Puede incluso que una vez comenzado un curso anual, ya estemos enfocando la atención en donde podre- mos ir el año que viene a hacer “más”.

El Coaching está de moda. ¿Una gran oportunidad? Sí: técnicas muy útiles y muy afinadas están a disposición de todos. ¿Una gran trampa? Puede que también: conocer herramientas para favorecer el cambio no significa que inmediatamente podamos manejar todos los miste- rios de la existencia con soltura y consistencia.
Ingrese su Login para ver el contenido completo de esta página.

Deja un comentario