Go to Top
  • No hay productos en el carrito.

Jornada Extraordinaria AEPNL 3 Noviembre 2012. Introducción

Nuestra asociación se ha convertido en los últimos años en el referente de la PNL en nuestro ámbito, comenzando a ser considerada internacionalmente además. Ello se debe al trabajo continuado de muchos socios y socias que han aportado su dedicación a las diversas actividades realizadas.

Las jornadas son uno de los principales espacios donde se renueva la vitalidad de nuestra organización. Es por ello que se ha convocado esta jornada extraordinaria, para disponer de más oportunidades para abordar contenidos que mejoren nuestra labor.

Al igual que en anteriores jornadas existen varias posibilidades concretas de participación y mejora que se abren a las personas asociadas: presentación de talleres, asistencia a los mismos, candidaturas y evaluación para didactas, y aportaciones constructivas en la asamblea. Junto a esto, esperamos iniciar otras formas de participación que puedan extenderse más allá de la jornada: grupo de investigación, “turismo formativo”, impulso de la calidad, acceso a las cuentas por parte de los socios…

Deseamos que la AEPNL sea una entidad a la que queramos pertenecer. Se pueden destacar dos factores que pueden hacer más atractiva la pertenencia a nuestra asociación: vincular nuestra labor con la calidad y consolidar un buen clima de relación entre los/as socios y socias.

La meta de que se identifique a los miembros de la AEPNL con la calidad requiere comprometerse con unos estándares elevados en los contenidos y en las acciones que se ofrecen, desde unos mínimos obligatorios hasta unos máximos voluntarios. Creemos que podemos seguir avanzando en los pasos que ya se han dado en este terreno en los últimos años.

Como sabemos en PNL, un buen clima depende de una buena sintonía. Ésta puede lograrse si buscamos, tal vez, la suma de mapas desde una actitud de flexibilidad e interés por el planteamiento de los demás. Tal objetivo no se consigue de forma directa o unilateral, sino que es un ideal al que poder ir aproximándose a través del concurso continuado de muchas personas, hasta que cristalice en un estilo grupal. Si algún grupo puede lograrlo es precisamente aquel que viva según los principios de la PNL.